Recomendamos que la sesión de preboda se realice al menos dos meses antes de la boda. De esta manera podríais tener las fotos listas para realizar cualquier decoración para el banquete, hacer un regalo a los familiares en el gran día, etc.